La encefalografía estudia la actividad bioeléctrica que genera la corteza cerebral.

Suele realizarse en vigilia, con reposo psicofísico. También puede efectuarse durante el sueño nocturno, y en ocasiones especiales tras privación de sueño el día anterior.

Entre sus aplicaciones destaca ser el mejor método de diagnóstico y control del paciente epiléptico.

Además es muy útil en el estudio de encefalopatías, insuficiencia cerebro vascular, demencias.....etc.